La bonita historia de Bodega Descalzos Viejos

Gracias al Privilegio Real de la reina Doña Juana I de Castilla, la Orden Trinitaria fundó en 1505 este Convento, en las faldas del Tajo. Dicho lugar que había sido una antigua ermita, se puso bajo la advocación de una imagen del Cristo de los Remedios, regalo de los Reyes Católicos.

Su relativo aislamiento respecto a la ciudad, llegó a ser una dificultad para la práctica a la que se dedicaba la orden, lo que motivó que, a finales del siglo XVI, se trasladaran a un edificio de Ronda, donde fundaron un nuevo Convento con el nombre de Los Remedios y el antiguo fue utilizado como “Casa de Recoletos”.

En 1608 se entregó el Convento del Tajo a la Orden Reformada de los Trinitarios Descalzos (nacida a finales del siglo XVI), haciéndose cargo del mismo el reformador de la Orden, Juan Bautista de la Concepción. Debido a numerosas dificultades, se hizo necesaria la intervención del Papa Clemente VIII. Los Descalzos permanecieron en este edificio hasta 1664, año en que se trasladaron más cerca de la ciudad, a la ermita del Santo Cristo de las Penas, actual Iglesia de Santa Cecilia.

Este traslado fue provocado por continuos pro-blemas provocados por terremotos, corrimientos de tierras, caída de piedras, humedades, etc...
haciendo casi inhabitable el mismo; pese a ello, los Trinitarios más ancianos quedaron en el terreno a cargo de los huertos y frutales, de ahí surgió el nombre de Descalzos Viejos, denominación que la actual bodega ha recuperado.

El edificio del Tajo quedó durante mucho tiempo prácticamente abandonado, sometido a un lento proceso de degradación que, tras la Desamortización, lo llevó a utilizarse para diversas finalidades agrícolas, ganaderas, vivienda, etc.

En 1998, los actuales propietarios (las familias Retamero y Salesi) compran al concertista colombiano D. Rafael Puyana esta propiedad, e inician un proceso de restauración integral para convertirlo en sede de la bodega, contigua a los viñedos recién plantados en la zona baja de la finca.

El proyecto, ha supuesto la recuperación del edificio principal y sus jardines, huertos, estanques, fuentes y entorno, gracias a una exhaustiva y minuciosa restauración, reintegrando y consolidando todos los elementos arquitectónicos y artísticos originales susceptibles de ser recuperados. De especial interés, ha sido la aparición de unos frescos en el altar mayor, que bajo numerosas capas de cal, desconchones y humedades, han sobrevivido milagrosamente.
Bodega Descalzos Viejos. Ronda (Málaga) 

El vino en la nueva gastronomía. Consejos de maridaje

Hasta hace poco tiempo, la cuestión del maridaje se respondía con una premisa clara y sencilla: el vino tinto se sirve con carne y el blanco con pescado. Hoy en día, los sumilleres recomiendan considerar diversos factores como pueden ser tipos de vinos, tipos de uva, estructura, etcétera en cuanto al vino, así como ingredientes, formas de cocinado, sabores… en cuanto al plato al que acompañan.

En realidad, la elección del vino más adecuado es una cuestión de gusto y paladar, aunque, en relación al orden en el que deben servirse, existe una regla general que conviene seguir: el vino blanco joven debe servirse antes que el vino blanco con barrica o crianza. Normalmente, estos se servirán antes que los rosados y tintos, aunque no tiene por qué ser así. Los vinos tintos jóvenes se servirán antes que los envejecidos, los ligeros antes de los más estructurados, y los secos antes que los dulces.

El maridaje es el arte de saber combinar acertadamente los aromas, sabores, texturas y colores de la comida y el vino, para que ambas partes salgan ganando. Cuando los sabores y los olores complementarios se unen, la combinación produce un placer mayor que el que producen los elementos por separado.

Hay una norma básica, relacionada con los colores, que puede ayudar a elegir qué vino servir con cada plato: vino tinto con carne roja, vino blanco seco con pescado y carne blanca y postres con vinos dulces. Aun así, se puede disfrutar igualmente una buena carne con algunos vinos blancos o pescados con vinos tintos.

Pero los sabores no se presentan de forma simple, ni en el vino ni en las comidas. Por eso, para hacer un maridaje se deben tener en cuenta tanto los sabores básicos del plato como las características fundamentales de los vinos. Así, los vinos ácidos se combinan perfectamente con comidas saladas o grasas y los vinos dulces, con comidas dulces.

En una comida o una cena de varios platos se puede optar por dos tipos de maridaje: servir un único vino que armonice con el plato principal, o bien maridar cada uno de los platos con un vino que armonice con cada uno de ellos.

Ejemplos de maridaje 

Los vinos blancos secos y jóvenes maridan bien con los aperitivos y entremeses, verdura y legumbres en ensalada, ostras y mariscos en general, pescado blanco a la plancha o con salsas muy suaves, así como con quesos suaves de pasta blanda.

Los vinos blancos fermentados en barrica combinan con guisos de pescado, verduras especiadas, pasteles de pescado y verdura, arroces y pasta.

Los vinos blancos secos envejecidos en barrica acompañan de buena manera tanto los pescados más potentes, como los asados de carne blanca y de pato, embutidos y quesos curados.

A los vinos rosados les van bien los aperitivos y platos ligeros, pero tienen capacidad para acompañar una carne blanca, pasta o pizza.

Los vinos tintos jóvenes se acompañan de arroces, pasta, legumbres cocidas, guisos de verduras, carne blanca asada o en salsa, carne roja y quesos semicurados.

Los vinos tintos con crianza en barrica maridan con potajes, cocidos, lentejas guisadas, pavo relleno, entrecots y filetes grasos de ternera, cordero o cerdo y quesos curados.

Los tintos Gran Reserva son especiales para servirse con grandes asados de carne roja, platos de jabalí o ciervo en salsa, quesos muy curados, jamones y embutidos de calidad.

Los vinos dulces no solo van con postres. También se pueden tomar con foie gras y quesos azules.

En cualquier caso se elaboran muchos vinos de características diferentes. Ni todos los blancos son iguales ni todos los vinos con crianza tampoco… Las cualidades de cada uno de ellos los harán más o menos conveniente en cada caso.







Web consultada: La Rioja Capital
www.vinoon.com

XXXV Cata de Vino Montilla-Moriles

El Consejo Regulador de la DO Montilla Moriles organiza, del 18 al 22 de abril, en la esplanada de la Diputación de Córdoba, la XXXV Cata de Vino Montilla-Moriles, que conmemora, este año, el Cincuenta aniversario de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y de Montes de la Universidad de Córdoba y en la que participarán más de treinta bodegas y lagares y varios restaurantes.

Durante el día, entre 13,00 y 17,00 horas, el acceso es libre. Por la noche, entre 21,00 y 1,00 horas el acceso costará ocho euros, incluyendo cinco degustaciones y un catavinos. El sábado, el precio será de 16 euros e incluye la degustación de cinco vinos de los distintos expositores, el catavinos y una ración de comida de cualquiera de los restaurantes del recinto. Todos los días pueden adquirirse raciones a seis euros.

Las entradas se pueden comprar en las propias taquillas o se pueden adquirir para las distintas noches en el siguiente enlace: 


Lagares y Bodegas participantes:
Lagar de Benavides
Bodegas Navarro
Bodegas Jesús Nazareno S.C.A.
Bodegas Robles 
Bodegas Delgado
Bodegas Antonio Olivares
Bodegas Luque
Cooperativa La Unión
Herederos Torres Burgos S.L.
Cooperativa La Aurora
Bodegas Maíllo
Los Raigones / El Caballo Cordobés
Cooperativa Vitivinícola Local
Tomás García
Cooperativa La Purísima
Bodegas Alvear
Bodegas El Gallo
Bodegas Rodríguez Chiachio «Los Patios»
Cooperativa San Jerónimo
Lagar de Casablanca
Toro Albalá
Bodegas del Pino
Pérez Barquero
Navisa-Cobos
Bodegas Cruz Conde
Bodegas A. Doblas Martos
Lagar de Hoyos S.C.V.A.
Bodegas San Acacio
Bodegas La Casilla y Bodegas La Inglesa
Boegas Lagar El Monte
Gracia Hermanos
Bodegas San Pablo Moriles
Restaurantes participantes:
Albacor: bacalao y marisco
La Lonja del Marisco
Taberna La Bodeguilla
Grupo La Carbonería
Restaurante Asador Río Grande
Restaurante La Galga y la antigua Brasa
Restaurante El Bocaccio
Jamones «Los Rojillas»
abena La Montillana
Rincón de La Carbonería

La XXXV Cata de Vino Montilla-Moriles 2018 de Córdoba se caracteriza porque cada noche la dedica a un tema en concreto, para lo que se han organizado diferentes actividades: noche flamenca, noche universitaria, noche de los 80, noche de la gastronomía.
La apertura al público de la Cata se producirá el miércoles 18 de abril, día en el que habrá una conferencia impartida por Francisco Hidalgo García. El jueves 19 se celebrarán un concurso de tapas y dos catas dirigidas, una cargo de Bodegas Robles y otra por Bodegas Delgado, además de la organización de la Noche Universitaria. El viernes 20 de abril habrá tres catas dirigidas, a las 13.00, 14.00 y 15.00 horas, por Bodegas Toro Albalá, Bodegas El Monte y Cooperativa La Unión. Ya el sábado 21 de abril están previstas otras dos catas a mediodía, por Bodegas San Pablo y Cooperativa La Unión, para acabar con la Noche Gastronómica.

Enlace al programa completo y plano


http://sevilla.abc.es y https://www.montillamoriles.es/